El Muro
Acá podés dejarle tu mensaje a Rossi.
La Próxima
Así encara Matías su siguiente desafío.
Las Fotos
Reviví las imágenes del fin de semana.
El Campeonato
Su posición en los torneos. TC 16° STC2000 TRV6
Noticias
14/01/2019
MANO A MANO, EL HOMBRE DETRÁS DEL PILOTO
En los últimos días de 2018, Matías Rossi fue entrevistado por Al Volante, La Nación. El de Del Viso habló más allá de su rol de piloto, su visión como deportista y sus desafíos para cuando decida ponerle punto final a su carrera. Reproducimos la primera parte de la entrevista publicada el 8 de diciembre.

“Tengo las mismas ganas de ganar que cuando empecé, considero que mantuve el protagonismo”, aseveró Matías.

Desde que lo vio nacer, el lunes 2 de abril de 1984, Del Viso se convirtió en el lugar en el mundo para Matías Leonardo Rossi. Sólo se ausentó por casi un lustro cuando, para estar más cerca de sus compromisos profesionales, decidió radicarse en San Isidro; pero regresó y redobló la apuesta abriendo su oficina, donde recibió a La Nación. En Del Viso, Rossi logra “aislarse” del mundo automovilístico entre fin de semana y fin de semana de actividad. Este año, al competir en Turismo Carretera, Súper TC2000 y Top Race, fueron 39 fines de semana ocupados.

Como gran parte de los niños, sus inicios deportivos fueron con el fútbol. Jugaba en el club Malvinas Argentinas de Del Viso, en donde se destacaba por ser un veloz puntero derecho. Pero al momento de elegir, el automovilismo inclinó la balanza. Comenzó a vincularse con el deporte motor por medio de su papá y de su tío Edgardo. Éste corría en karting y Norberto, el papá de Matías, era su mecánico. Inquieto y curioso, de ocho años por entonces, cada vez que podía Rossi aceleraba el kart. Lo hacía en la colectora de la Panamericana, en Del Viso. Sin embargo, recién cuando tuvo 11 años, y tras volver a casa con un trofeo que en lugar de un botín tenía una silueta de un kart, hecho que alertó a María Gloria, su mamá, sobre el cambio de disciplina, recibió su autorización para comenzar a competir. Rápidamente fueron llegando los logros deportivos y a partir de allí comenzó a edificar una trayectoria destacada, la cual lo llevó a ser considerado uno de los referentes de la actividad.

-¿En qué etapa de tu carrera sentís que estás? ¿Sos de mirar para atrás y analizar lo vivido?
-Estoy en un momento en el cual ya se pasó más de la mitad de mi carrera deportiva porque si miro desde que soy profesional, a los 20 años, transcurrieron 14 y no voy a correr 14 años más. Pero tengo las mismas ganas de ganar que cuando empecé, considero que mantuve el protagonismo inicial sumando experiencia. Por ejemplo, esta semana fue especial porque se vivió ese nerviosismo que genera una definición de campeonato. Esa adrenalina que es hermosa. Y justo es mi última carrera del año, cosa que está bueno, me suma. Sigo muy competitivo, con las ganas de ganar de siempre, de esforzarme para manejar buenos autos porque son carreras de autos. Este año no fue bueno en el Súper TC2000 y en el Top Race por la competitividad, no lo disfruté, pero esas cosas, que son obvias, a mí me demuestran que sigo teniendo el hambre de ganar. Voy a correr hasta que sienta eso y mantenga las condiciones, porque también hay un desgaste físico. Cuando no me sienta competitivo, dejaré.

-Cuando decidas dejar de competir, ¿pensás seguir ligado al automovilismo?
-Lo que más me gusta es correr, es mi verdadera pasión y que siento desde que subí por primera vez a un kart. Después hay cosas que uno se acostumbra, que las tiene que hacer y se aprende a convivir con las cosas profesionales. Pero no me imagino haciendo otra cosa dentro del automovilismo. Lo que sí creo, que por la experiencia que tengo, que podría llegar a aportar para bien en las diferentes categorías. No sé de qué manera, pero se puede hacer. El día de mañana me gustaría aportar desde ese lado, corrigiendo cosas que no están bien y que le hacen mucho mal al automovilismo. No me veo como dirigente. Pero hoy no pienso en otra cosa que correr, ya estoy pensando en cómo funcionar mejor el año que viene.

-¿Qué es lo que más te molesta del automovilismo?
-Me hace muy mal la trampa, las situaciones de injusticias reglamentarias como en su momento las sufrí con Oscar Aventin con ese cambio de reglamento tremendo. Las situaciones que se consideran de mala fe, que tienen directa relación con la injusticia, me hacen daño y me generan mucha bronca. Por eso me gusta que cada categoría sea transparente y que haya castigos severos a quien hace esto. Y uno tiene que actuar bien, así lo considero. Lo mucho o poco que logré, fue así. A mí la balanza me da positivo y le doy mucho valor a lo logrado.

-Ante una situación como la desafortunada definición de La Plata 2016, ¿te cuesta mucho digerirla y aceptarla?
-Hubo un solo responsable de la maniobra y fue Werner, yo lo tengo bien en claro. Puso las cuatro ruedas en el pasto y tuvo la sanción que correspondía para darle un marco de un error grosero. Entiendo que ante un error así y con semejante sanción, uno debe recapacitar. A mí me dolió más por mi equipo y mis sponsors, que no pudieron ver el 1 en mi auto al año siguiente, que por mí. Tengo una visión diferente. Me encantaría tener un campeonato más, sí, pero hay cosas que exceden a un fair-play y que son tan importantes como un título. Nunca fue un problema o un karma para mí. No tengo nada que reprocharme, porque eso lo hago cuando cometo un error, y acá no me equivoqué.

Fotos: Al Volante, La Nación y Guillermo Cejas, Prensa Matías Rossi.

imag
“Sigo teniendo el hambre de ganar. Voy a correr hasta que sienta eso y mantenga las condiciones”, afirmó Rossi.

Dejanos tu opinión
Tu Nombre
Tu E-mail
Tu Mensaje
imagen de seguridad
Galería de Videos
Boton Ver mas